La irreverencia del Divino Anticristo llega a las tablas del Teatro Sidarte

La obra protagonizada por Mateo Iribarren, rescata la figura del conocido vagabundo que habitó las calles del centro de Santiago vestido de mujer y con un carro de supermercado. El montaje “El divino anticristo” es parte del ciclo #TeatroPorLaDignidad y estará en cartelera del 8 al 11 de enero a las 19:30 horas en la Sala Gabriela Medina del Teatro Sidarte. 

Textos del propio Divino Anticristo fueron parte de la investigación que el actor y director teatral Mateo Iribarren utilizó para conocer y dar forma a uno de los personajes más icónicos de las calles de Santiago. Con la participación de Violeta Molyneux, quien encarnará a la Bailarina del Bella, la obra “El divino anticristo” volverá a las tablas tras su estreno a pocos días del estallido social.

“El divino anticristo es el espejo de la esquizofrenia chilena: no es hombre, no es mujer, no está loco ni cuerdo. Él transita por un lado el orden portaliano y por el otro el grito libertario mapuche”, cuenta Mateo Iribarren, actor que encarna al vagabundo y quien también estuvo a cargo del texto de la obra.

Él rompió las cadenas de un mundo que lo contenía, un mundo pequeño burgués. El divino anticristo tenía estudios de literatura y computación, incluso tenía una familia, una hija. Él rompió con todo eso y comenzó a vagar por las calles con un planteamiento, no era un callejero por necesidad sino que por opción. Él decidió vivir en las calles como un acto de libertad”, agrega el dramaturgo. 

Dentro de la obra lo acompaña Lily, la Bailarina del Bella, una mujer millennial de 27 años que vivió en las calles por el Barrio Bellavista y que un día apareció muerta, quemada, sin mayores explicaciones. “Lily es una chica callejera que tiene códigos que también comprende el Divino Anticristo. Ellos vivieron y murieron ahí. La Bailarina del Bella se paraba arriba de las mesas, ganaba plata bailando, se dice, para pagar la pasta base que consumía”, cuenta Violeta Molyneux, actriz que la personifica. 

Lily es una chica extrovertida, erótica y amante del reggeaton. “Ella representa la libertad que queremos todas nosotras, ella nació postdictadura, en el 91, y bota las cadenas de lo establecido a través de la forma de moverse, de bailar, de vestir, que es lo que las mujeres también estamos luchando en las calles y en el feminismo”, afirma Violeta. 

“El divino anticristo” cuenta con música en vivo a cargo de Pablo Menéndez. Tendrá funciones del miércoles 8 al sábado 11 de enero a las 19:30 horas en la Sala Gabriela Medina del Teatro Sidarte ubicado en Ernesto Pinto Lagarrigue #131, Barrio Bellavista, Metro Bellas Artes, y se realizará un conversatorio tras la función el sábado 18 de enero. Las entradas tienen un valor general de $5.000, estudiantes y tercera edad $3.500 y jueves popular a $3.000.

Previous

Next