La resistencia al encierro: El Habitante Teatro y su reinvención en tiempos de crisis

La compañía teatral nos acompaña en esta nueva programación #AhoraMásQueNunca a través de los conversatorios post-función llamados “Habitando el diálogo”, un espacio para conocer y profundizar las obras digitales que serán parte de la cartelera este primer semestre. El equipo se ha adaptado al abrupto cambio tras la llegada de la pandemia y ha comenzado a trabajar en distintos proyectos digitales para continuar con el espíritu teatral.

Por Camila Ugalde Talguía, periodista Teatro Sidarte. 

Tras la pandemia, el mundo de las artes escénicas se vio directamente afectado. La imposibilidad de generar una experiencia presencial, dejó un escenario de incertidumbre para actores y actrices, compañías y teatros. Así, El Habitante Teatro atendió la necesidad de reinvención a través de espacios alternativos a la creación de la dramaturgia.

El proyecto consta de entrevistas a diferentes exponentes del mundo teatral, quienes a través de una transmisión en directo o live vía Instagram, dialogan en torno al teatro y su desarrollo en pandemia. En esta línea, Habitando el diálogo ha contado con la participación de actrices como Paola Lattus, Soledad Cruz y Paula Sharim. 

El éxito de la sección significó su crecimiento a un nuevo espacio para su desarrollo. Así, en colaboración con Teatro Sidarte, El Habitante Teatro se tomó la cartelera, encargándose de la realización de los conversatorios de cada estreno. Para la programación del primer semestre 2021 #AhoraMásQueNunca continuarán habitando el diálogo tras cada estreno y contarán con una temporada de su obra No somos nadie en la nueva Sala Digital Gabriela Medina del 17 de abril al 02 de mayo. 

Daniela Lara, actriz de la compañía El Habitante Teatro que será parte del elenco de la obra “No somos nadie”, programación de este primer semestre 2021 #AhoraMásQueNunca de Teatro Sidarte

Habitando la resistencia

Seis han sido los artistas encargados de realizar las moderaciones y entrevistas, donde la autogestión se hace presente al realizar un doble trabajo de edición, diseño y producción. En este espacio, conversan con las compañías y equipos de las nuevas creaciones digitales. El director de El Habitante Teatro, José Pedraza y los actores Bastian Panadés, Christian Arend y Daniela Lara, nos relatan cómo ha sido la experiencia de habitar el diálogo desde una experiencia digital.

-¿Cómo surge la iniciativa de entrevistar a personas del espacio artístico?

Daniela Lara: Todo surge en la necesidad de reformular nuestros trabajos en pandemia. Estábamos trabajando con una obra desde la experiencia virtual, pero a su vez, teníamos la necesidad de saber qué más podíamos hacer. A pesar de la importancia de tener una conversación, era una forma de hacer nexos entre los artistas y crear una resistencia en el momento pandémico.

Bastian Panadés: Además, fue una necesidad desde el poder estar presentes en esta metamorfosis que vivimos desde la presencialidad a tener que estar en lo virtual. Nos preguntamos cómo podemos estar conectades con nuestro público y desde ahí surge el poder acercar a personas relevantes del círculo artístico y que conversen con nosotros, creando un diálogo que sea acorde a diferentes temáticas desde su profesionalismo.

-Dentro de estos espacios de conversación, ¿se lograron los objetivos que se plantearon con el proyecto?

Daniela Lara: Sí, se logró el nexo entre las compañías, tenemos compañías amigas gracias a “Habitando el diálogo”. Pero, también, se abrió un área importante dentro de la compañía, que es el de mediación. Sentimos que era fundamental, en pandemia, acercar estas experiencias digitales al público. Por lo general, a la gente le cuesta mucho ir al teatro y era más difícil aún tener estas experiencias a través de las pantallas. Entonces, la finalidad de “Habitando el diálogo” mutó a visibilizar el trabajo de las compañías, de otros compañeres y hacer la mediación con el público.

-Teniendo en cuenta la crítica sobre el concepto de “teatro online”, ¿cómo comprenden la adaptación del mismo a una experiencia digital? 

José Pedraza: En mi caso, cuando estaba dirigiendo la primera obra de El Habitante Teatro, “Huellas”, siempre la mirada fue a la escena de un escenario, de un teatro. Entonces, todo giraba en torno a la idea de un público presente, en una sala o espacio que pudiera estar vivenciando la historia. En este caso, cuando tuvimos que adaptar nuestro primer trabajo al formato digital, decidimos rescatar el texto de la obra y ponerlo como experiencia para el público, como una dramatización (…) Pero, me di cuenta que estamos criados para habitar el escenario como actores y actrices, intérpretes, performance, bailarines, esa es nuestra área. Nuestra área tiene que ver con el volumen, la escena, agarrar un teatro y tenerlo para uno. Vernos enfrentados a la incomodidad de trabajar en casa, son dificultades que llevan a problematizar el trabajo y crear nuevas experiencias en búsqueda y respuesta a la inquietud que tenemos les artistes creadores de lo que sea (…) Enfrentarnos a eso surge de la necesidad de seguir resistiendo.

Christian Arend: Con la compañía conversamos sobre la ola de trabajos artísticos virtuales que estaban surgiendo, donde hubo una gran crítica al trabajo teatral online, que sigue existiendo, donde nosotros como compañía nos comenzamos a cuestionar que quizás, más que plantearse el si es o no es teatro, plantearnos cómo resolverlo. Y desde esa postura, encontramos un impulso que moviliza a resolver desde nuestra problemática, para poder continuar creando y ejercer nuestra profesión más que quedarnos en una parada pasiva, reflexiva y crítica sobre el contexto que se está viviendo virtualmente. Entonces, ese impulso movilizador fue clave en relación a las sensaciones que nos movilizaban a continuar nuestra labor artística durante la época pandémica.

-¿Qué experiencias deja el formato online para el teatro?

Christian Arend: Hay muchas cosas que rescatar sobre el cómo seguir realizando. Una de las mayores enseñanzas es que podemos seguir resolviendo, seguir creando y revisando nuestros roles, independientemente de la circunstancia que nos afecte, tanto en creación como formación. Por ejemplo, el año pasado, El Habitante Teatro realizó un preuniversitario teatral que tuvo grandes resultados, donde los y las alumnas que dieron las pruebas quedaron donde deseaban y toda la enseñanza fue a través de Zoom. Entonces, da para pensar que se puede seguir enseñando, aprendiendo, creando e investigando vía online. Por otro lado, algo que se develó aún más, es el abandono constante hacía las artes y las culturas por parte de este país, el cual se re-confirmó más con ese fondo concursable que se dió el año pasado. Quedó en evidencia, entonces, lo abandonada que está esta labor, que siento es primordial dentro de la vida de las personas. 

Daniela Lara: Nosotros como artistas, se nos presenta esto como una oportunidad de generar un cambio. En donde, podemos desarrollar desde la independencia la forma de creación. Nosotros no estuvimos en ninguna sala durante el año, postulamos a un par de festivales, pero nosotros realizamos un trabajo de forma independiente y autogestionada. Ahí, rescato que tratamos de cuidar la teatralidad al realizar este trabajo híbrido sumado a lo audiovisual pero, respetando los valores del teatro, el compartir el tiempo, espacio (…) Encuentro que es muy importante que la gente tenga opciones en su tiempo de ocio, que no sea un monopolio de plataformas virtuales que ya existen, que también hayan otros tipos de trabajos a los que la gente pueda acceder.

-¿Cómo se afronta el desafío de descentralizar las prácticas teatrales? ¿aumentó la dificultad de llegar al público en regiones desde un sistema online?

José Pedraza: Yo soy de Antofagasta y tengo una conexión muy grande con esta ciudad. Y el sistema online ha permitido poder agarrar a la prensa de la ciudad y proyectos sustentables con la municipalidad, buscar nuevas formas. Hay que aprovechar estos espacios y oportunidades en el territorio de donde uno nace y, de esta manera, buscar la posibilidad de que esta centralización que hay sobre el arte pueda extenderse. Ya que, en mi caso, en una compañía autogestionada, es muy difícil poder trasladar mi obra a regiones. Entonces, ahora está la posibilidad de poder conocer que está realizando El Habitante Teatro de manera virtual.

Daniela Lara: Somos una compañia que habita todo Chile, desde el norte al sur. Descentralizamos, porque no somos todos de Santiago. Siempre se trata de llegar primero a la región del norte, también al sur, que no sea solo Santiago, porque obviamente se encuentra saturado. Las obras que estamos realizando, las temáticas son abordadas desde esos lugares, no es solo lo que pasa en la ciudad. También, creo que lo virtual ha permitido llegar a otros lugares que a lo mejor presencialmente no sería posible. Que nos vea gente en Colombia, en Argentina, que una radio se interese y nos haga una entrevista desde Estados Unidos. Creo que lo digital ha sido una oportunidad.

-En la incertidumbre de una crisis sanitaria y un gobierno que no permite el funcionamiento de las salas, ¿Cómo resiste el teatro?

Bastian Panadés: Yo creo que con el otre, con el otro, con la otra. El crear vínculos, generar redes y, por favor, destruir el monopolio cultural que hasta hoy en día existe. El otre es lo más importante en este momento. Daniela lo dijo, sin mis compañeros, en la época de cuarentena, esto hubiera sido un infierno. También, una cosa que me quedé pensando es que en este tiempo se sigue un perverso monopolio cultural, dentro del círculo teatral y artístico. Entonces, tenemos que abolir ese sistema y eso se hace con redes.

Christian Arend: Con espacios como este. Como que Teatro Sidarte nos haya dado el espacio para “Habitar el diálogo” en los conversatorios. No parte solo de las compañías autogestionadas y el querer formar vínculos entre nosotros, sino también, entre las salas de teatro más consagradas. El buscar estas compañías emergentes y ayudar. Colaboración.

Previous