Comunicado contra la violencia de Estado – Red Salas de Teatro

Hoy estamos suspendiendo funciones en la mayoría de nuestras 23 salas de teatro. Las razones son diversas: algunas están ubicadas en sectores donde la presencia militar es masiva; otras temen por la seguridad en el desplazamiento de sus trabajadoras, trabajadores, artistas y público; otras paralizan como una forma activa de protesta; mientras que también hay grupos que han decidido que esta noche del día sábado 19 de octubre, saldrán del escenario y estarán en las calles con todas las personas que no han dejado de movilizarse durante esta semana y desde el día de ayer con particular ímpetu y convicción.

Como Red de Salas de Teatro, un organismo diverso en su conformación, apoyamos todas las razones que tienen nuestros espacios para cerrar hoy y lo hacemos desde la certeza de que no podemos estar indiferentes a lo que sucede. Repudiamos la medida adoptada por el gobierno de decretar Estado de Emergencia ante un descontento ciudadano que no puede seguir siendo desoído y que, desde el mundo de las artes escénicas, denunciamos cada noche, en cada función, así como lo hacen nuestros colegas del universo cultural en sus trincheras particulares y que también suscribimos.

Rechazamos, también, la acción vandálica ejecutada en contra de nuestra colega y amiga María Paz Grandjean, quien resultó herida por un balín disparado por Carabineros en las cercanías de Plaza italia, cuando venía saliendo de función en Centro GAM. Afortunadamente, el balín no causó daños mayores que lamentar, pero es una muestra clara y fehaciente de que la represión ejercida por el Estado en estos momentos pone en riesgo la vida de todas y todos sin importar el rol que estén cumpliendo en esta protesta social masiva.

Desde la dictadura que no se decretaba un Estado de Emergencia por razones que no fueran catástrofes naturales y ante eso debemos manifestar nuestro repudio de manera enérgica y consciente a través de todas las acciones

posibles tanto colectiva como organizacionalmente, pero también de manera ciudadana y personal, pues cada una de las salas que integran la Red, así como su equipo coordinador, están conformadas por seres humanos, mujeres y hombres, que con un espíritu crítico y constructivo apuntan a generar una mejor sociedad para todas y todos.

Éste es un gobierno nocivo que no sólo disminuye las partidas presupuestarias que afectan a espacios culturales que articulan resistencia, reflexión y activismo artístico y social; sino que agrede constantemente a las y los ciudadanos con sus políticas de privatización y precarización de la salud, la educación, el sistema de pensiones y tantas otras áreas fundamentales de la existencia de las personas que no tenemos espacio para enumerarlas en este comunicado.

Vamos a resistir, vamos a seguir luchando y vamos a levantarnos todas las veces que sea necesario para dar esta pelea en los escenarios, y abajo de ellos.

Previous

Next